Enfermedades emergentes

Detección temprana de enfermedades emergentes zoonóticas en murciélagos (2010-2014)

Lugar: La Paz,  Santa Cruz y Beni

(Adicionar mapa de localización)

Participantes: M. Isabel Moya, Luis F. Aguirre, Raquel Galeon, Oswaldo Palabral, Rosember Hurtado, M. Isabel Galarza.

Asesoramiento Científico: Alonso Aguirre, Melinda Rostal, Carlos Zambrana-Torrelio.

Se conoce que el 75% de las zoonosis emergentes en el mundo son el resultado de patógenos cuyos hospederos son animales silvestres. La emergencia y re-emergencia de enfermedades infecciosas de características zoonóticas constituye actualmente un tema de gran interés debido a su elevado ritmo de crecimiento. El cambio del uso del suelo, la transformación de las áreas boscosas en cultivos, la introducción de ganado y otros animales domésticos y el tráfico de animales silvestres, han incrementado la cantidad de personas que se encuentran en mayor contacto con vida silvestre, tal es el caso de los murciélagos. Por ejemplo, los comúnmente llamados vampiros, responsables de gran parte de los conflictos entre humanos y murciélagos, se alimentan de la sangre del  ganado, provocando heridas en los animales y en algunos casos generando episodios zoonóticos transmitiendo enfermedades como la rabia paralítica. Otros murciélagos utilizan los techos de las casas o casas abandonadas como refugios pudiendo reunir colonias de cientos de individuos e incrementando la posibilidad de ocurrencia de enfermedades como la toxoplasmosis.

Por esto, el desarrollar modelos predictivos que nos brinden la capacidad de anticipar y prevenir las enfermedades emergentes asociadas a murciélagos, monitoreando e identificando patógenos en la interfase humano-animal, podría proporcionar a los profesionales de la salud mejores oportunidades de prevenir las emergencias y a los conservacionistas el tiempo para generar programas de conservación de estos animales incluyendo en ellos protocolos de seguridad y prevención.

El Programa para la Conservación de los Murciélagos de Bolivia durante los últimos años ha conducido investigaciones cuyo objetivo era identificar murciélagos como potenciales transmisores de rabia manteniendo estrecha relación con institutos como el INLASA y LIDIVET para el diagnóstico. En este sentido, el PCMB, gracias a la alianza que tiene con Eco Health Alliance, forma parte del sistema de vigilancia SMART, dentro del proyecto PREDICT, el cual tiene por objetivo el descubrimiento de nuevas enfermedades emergentes en todo el mundo. Entre las actividades que el PCMB desarrollará dentro del proyecto están la identificación de las zonas de monitoreo donde por 5 años se capturarán murciélagos con el objetivo de obtener muestras biológicas que serán analizadas tanto en laboratorios nacionales como internacionales. Otro de los objetivos del PCMB es el de trabajar en estrecha relación con los centros de diagnóstico de referencia de nuestro país, como INLASA, LIDIVET, CENETROP y el Instituto de biología molecular de la Universidad Mayor de San Andrés, en los cuales se han identificado las capacidades humanas y de infraestructura para poder enfrentar el reto.

Objetivos generales

  1. Contribuir al conocimiento y detección temprana de enfermedades zoonóticas relacionadas a murciélagos.
  2. Identificar zonas importantes para el monitoreo y vigilancia.
  3. Realizar campañas de campo para la captura de murciélagos y colecta de muestras.
  4. Trabajar en estrecha relación con los centros de referencia en salud para el diagnóstico y publicación de la información.

Hasta el momento dos salidas de campo fueron realizadas a la localidad de Carmen Pampa, en los Yungas-La Paz. Para capturar los murciélagos  se identificaron refugios como los entretechos de las casas y se instalaron redes de neblina en los alrededores del pueblo. Se han capturado 25 especies correspondientes a tres familias (Phyllostomidae, Molossidae y Vespertillionidae), siendo los insectívoros como Molossus molossus y Myotis oxyutus, y el frugívoro Carollia perspicillata las más abundantes. De cada individuo idealmente se obtienen 10 muestras biológicas que serán analizadas en laboratorios especializados (dos orales, dos de orina, dos de heces y una de sangre dividida y guardada en cuatro diferentes medios de transporte). Una vez que se obtuvieron las muestras, los murciélagos fueron liberados. Es así que se han obtenido un total de 1811 muestras biológicas correspondientes a 354 murciélagos capturados en la zona.

Sitios relacionados

USAIDEco Health Alliance

Institución contraparte: Eco Health Alliance, INLASA

Financiamiento y contraparte: Eco Health Alliance www.ecohealthalliance.org (adicionar logo), INLASA (adicionar logo)

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.